• Bungalo

¿CORTINAS O PERSIANAS?

Las ventanas son un gran elemento para el diseño de interiores. Una buena ventana amplía cualquier espacio y llena nuestras recámaras de luz natural. Pero a pesar de darnos increíbles vistas, siempre es buena idea complementar las ventanas con cortinas o persianas para cuidar la temperatura, proteger nuestros muebles de la luz directa y dar privacidad.

Dentro de los tipos de cortinas o persianas hay muchísimas opciones. Para escoger, hay que analizar que ofrece cada una.


PERSIANAS

Las persianas tienen la ventaja de ser fáciles de instalar, manejar y mantener. Aunque en diseño no existan muchas variantes, pueden de ser muy neutrales en un cuarto. Esto significa que cumplen con su función sin quitarle a la decoración del espacio. También son fáciles de esconder cuando quieres dejar tus ventanas libres.

Existen dos tipos generales. Unas están hechas de paneles de madera o plástico y cuando están abiertas crean una especie de celosía que produce sombras interesantes. Otras están hechas de pantallas de vinil enrollables o de otras telas. Dependiendo del tipo, pueden ser buenas para bloquear la luz natural sin ser invasivas.

Un problema con las persianas es que generalmente son de medidas modulares, y por eso no son muy versátiles para ventanas muy amplias.

También hay una variedad de persianas que pueden ayudarte a lograr varios estilos. Usa unas persianas de un color obscuro para lograr un estilo moderno o minimalista. Para el estilo rustico opta por materiales naturales. Y para un estilo retro, integra a tu decoración unas persianas verticales al estilo ochentero.


CORTINAS

En cambio, las cortinas tienen más variantes en tamaño y por eso son buenas para ventanas grandes o de formas irregulares. Otra ventaja de las cortinas es que pueden ser muy decorativas. Una manera de varear el estilo es cambiando su altura. Por ejemplo, cortinas que caen de techo a piso crean un estilo muy clásico.


Los colores o tipos de telas también pueden sumarle al estilo que tiene la decoración. Por ejemplo, integra una cortina de lino para complementar muy bien un estilo rustico.


Pero las cortinas también tienen su contra. Su material tiende a atraer partículas de polvo y pelo de mascotas. Y no son tan fáciles de limpiar como las persianas. Otra desventaja es que no son una buena opción para espacios más chicos ya que pueden ser estorbosas, pero siempre se puede optar por una cortina ligera.


COLOR

Aparte de sus funciones prácticas, las persianas y cortinas también son una buena manera de decorar. Úsalas para dar un toque de color a tu habitación. Pueden hacer que la decoración se vuelva más cálida o fría dependiendo del color que escojas.


COMBINACIÓN

Combina tus cortinas con unas persianas para tener un acomodo versátil que te permite decorar y proteger de una manera completa.


ACCESORIOS

Cuando buscas las cortinas perfectas para complementar tu decoración, no olvides de considerar también los diferentes accesorios que puedes usar. Esto incluye los soportes como barras, rieles y aros. Cada diferente sistema le puede prestar al estilo de tu decoración. Considera los materiales para que igual hagan juego con el resto de la decoración. Para sumarle al diseño, agrega borlas o ganchos cortineros para mantener tus cortinas en su lugar.


RENUEVA

Las cortinas y persianas le pueden dar un buen giro a tu decoración y son super fáciles de renovar. Si estás buscando darle nueva vida a alguna recámara, tu sala o comedor considera cambiar tus cortinas y persianas. Y ante cualquier duda, nosotros estamos para asesorarte. ¡Contáctanos!